Ana Olema: emprender es mi manera de hacer arte

En búsqueda de su independencia económica entre el activismo y el emprendimiento

"Entendemos que el individuo en el libre mercado, es en realidad el verdadero héroe y agente de progreso, de todos los tiempos." (Ana Olema)

The English version.

Cuando se trata de luchar por las ideas de libertad e independencia personal, Ana Olema es, sin duda, un ejemplo a seguir. Hace cinco años decidió realizar un extenso viaje hacia Estados Unidos para pedir asilo; para ser libre.

Su sed de libertad no sació al llegar a un país de más oportunidades. Al contrario, fue el momento de embarcarse en una nueva aventura: iniciar un negocio propio.

Ana Olema es artista de proyectos, activista de la información — o infoactivista —, productora de televisión y emprendedora. Es anarcocapitalista y anti-feminista, por lo que defiende la propiedad privada y el libre mercado; y rechaza el marxismo cultural, así como cualquier tipo de colectivismo.

Algunos de sus proyectos son Despierta Cuba, De Espalda al Poder y Chancleta Power.

¿Qué fue lo que te motivó a emprender?

El emprendimiento ha sido, ante todo, una declaración hacia el arte y los artistas. Como vengo del comunismo, crecí en un ambiente donde la política cultural es regida por el Estado; este impone totalitariamente los lineamientos, y reprime así cualquier práctica cultural independiente. También, al ser formada dentro de los ambientes artísticos, vi cómo los artistas siempre reclaman espacios a los gobiernos, subvenciones, promoción, becas, etc. Pasa en Cuba, en Colombia y creo que en el mundo entero. Hablan en nombre de la libertad, pero son proteínas vivientes que engordan el monstruo que los limita.

Así que no quiero vivir del arte. Esta es mi manera de hacer arte, verdaderamente, libre. El emprendedor es un nuevo tipo de artista, un artista moralmente capitalista.

También creo que me inspiran mi madre y mi padre; ambos fueron cuentrapopistas en Cuba. El hecho de que ellos trabajaran en ese sector, les permitió entender que el sistema estaba mal, generándoles un sentimiento espontáneo de repudio hacia el socialismo caníbal de la dictadura.

¿Cuáles fueron tus principales desafíos como emprendedora?

Mi amiga y socia Annelys Casanova, y yo creamos Chancleta Power Store en 2015. Nuestra alianza parte desde el arte y el activismo de información. “Chancleta Power” ha sido el nombre de nuestro dúo creativo desde 2013. Lo elegimos porque queríamos jugar con el pop, la media y burlarnos un poco del aura sacra y de trascendencia que muestra el arte como pose snob. También asemeja la dureza de nuestras acciones —impactando como un chancletazo—,  y porque una chancleta es siempre un par, de nada sirve tener una si no tienes la otra.

“Cuando logremos tener horarios más flexibles, sin dudas seremos las reinas en el mundo de las chancletas.” (Chancleta Power)

Buscábamos formas de monetizar, y se nos ocurrió hacer una tienda online especializada en chancletas, en honor a nuestro nombre. Nos pareció brillante y motivador. El primer modelo The Original FlipFlop (Pow Pow), está basado en nuestro logo. Tomamos nuestra identidad visual y la llevamos a tres dimensiones. Pasamos un año preparando todo: los papeles, los registros, la website, la publicidad, etc. Es algo que nos cambió por siempre. En Cuba hubiera sido muy complejo, pues el Estado tiene una guerra contra la empresa privada a muerte.

La dificultad más grande que encontramos en este año de lanzamiento es el tiempo. Estamos ancladas a horarios de oficina y eso nos limita. Fuera de eso, todo está al alcance de nuestros esfuerzos y méritos. Cuando logremos tener horarios más flexibles, sin dudas seremos las reinas en el mundo de las chancletas. Estamos trabajando en función de eso, y esperamos lograrlo.

Tu historia es el reflejo de una aventura hacia la libertad. ¿Consideras que ser mujer ha influido durante tus luchas?

No. Si hubiera sido varón, fuera exactamente yo, pero en versión masculina. Sin dudas, sería un cubano bien lindo, casi un estereotipo (risas). Las mujeres y los hombres pasan cosas igual de terribles cuando viven el comunismo, o cuando huyen de este.

Si hubiera sido varón, fuera exactamente yo, pero en versión masculina. (De Espalda al Poder)

En Cuba, el feminismo de género es muy conocido, incluso se promueve a nivel de Estado. Sin embargo, es sólo una fachada para sostener la sofisticada imagen internacional y perpetuar ese eterno romance con la izquierda.

No obstante, los varones padecen del servicio militar obligatorio, son la población penal más grande, lideran los índices de alcoholismo y drogadicción; y tienen que enfrentar la violencia policial de manera más radical. Esto sin contar el crecimiento de la prostitución masculina en la Isla debido al impacto del turismo.

El problema es la familia apellidada Castro y toda la maquinaria castrista. Enrique García, ex-agente de la Seguridad del Estado cubano ha dicho “que en relación con su cifra poblacional, la isla posee el aparato de contrainteligencia más grande del mundo con no menos de 100 mil oficiales”. Y en ese aparato también hay muchas, pero muchas mujeres represoras. Ahora, por alguna razón la dictadura sí suele manifestar una crueldad más acentuada hacia las féminas.

Por lo demás, la libertad no es de color, género, religión… No es cuestión de minorías o mayorías, es cuestión de seres humanos, de todos, o mejor dicho… de cada uno.

¿Qué impacto tiene y piensas alcanzar con De Espalda al Poder?

De Espalda al Poder es una plataforma online que utiliza el periodismo de datos como herramientas para el activismo de información. Nos consideramos una maquinaria de contra-propaganda al socialismo y el comunismo. Buscamos desprogramar el pensamiento colectivista de los cubanos. Apostamos fuertemente por el audiovisual y las redes sociales.

El impacto inmediato ha sido desarrollar 10 programas en el formato de “Facebook Live Show” con una producción de alta calidad, bastante cercana a la televisión tradicional, superando el millón de vistas entre todas las ediciones. Pero aún es un proyecto génesis, que podría mutar en formas, manteniendo sus ideas iniciales. Nosotros creemos que el mundo de las ideas y la comunicación es un espacio de batalla, que debe ser descentralizado y arrebatado de los gobiernos, políticos y estados.

Decidimos nombrarlo “De Espalda al Poder” ya que consideramos que el individuo en el libre mercado es en realidad el verdadero héroe y agente de progreso de todos los tiempos. Es decir, no queremos ser Estado, jamás.

"Ley de Ajuste Cubano: Mitos y Verdades" (FULL)

"Ley de Ajuste Cubano: Mitos y Verdades" (FULL)#DeEspaldaAlPoder Especiales: Preguntas Frecuentes #1#Comparte(Ver HD)

Posted by Ana Olema on Monday, October 3, 2016

Necesitamos plantearnos estrategias más efectivas, pero no queremos ser una plataforma de noticias; no como las que conocemos. Quisiéramos hacer investigaciones más profundas, estudios, chequeo de veracidad de hechos…. La prensa tradicional ha muerto, y ha sido suplantada por la opinión.

Hoy en día dan la opinión como si fuera un hecho concreto. El dato, más que nunca, debe ser salvaguardado. De Espalda Al Poder surge de la necesidad de generar información útil y herramientas de combate hacia la violencia cibernética.

¿Cuáles consideras que son las fortalezas y debilidades del “infoactivismo”?

Las fortalezas del infoactivismo son que no necesita ser imparcial como el periodismo — aunque debe ajustarse al hecho —, y que, al manejar las tecnologías ciudadanas para la difusión de información masiva, puedes salvar una vida redirigiendo un estado de opinión. Esa sensación no tiene precio.

A pesar de que los gobiernos siembren trolles, el infoactivista es “el ejército de una persona”. Por lo tanto, con una buena estrategia, ciertas habilidades y constancias puedes destruir un escuadrón para-estatal.

Una debilidad es que las tecnologías avanzan muy rápido. Lo que funciona ahora puede no funcionar luego. Además, muchas personas creen ser activistas de información por postear en Facebook su opinión y no, eso no es activismo aunque reciba millones de likes. El infoactivismo transforma la realidad: haces que algo concreto se transforme, va más allá de la Internet.

A veces el infoactivista sale al frente sin que le pidan ayuda, y puede ser un servicio que no será agradecido por nadie. Mi consejo es que deben conocer la naturaleza de esto y asumirlo. Un  infoactivista debe amar derrocar a su enemigo; que ese sea su gran placer y galardón. Y el gran enemigo del infoactivista es la ignorancia.

Paz Gómez
Paz Gómez is the Antigua Report policy analyst. She is cofounder and academic coordinator of Libre Razón, a liberal think tank in Quito, Ecuador. She is a country coordinator of the International Youth Alliance for Family Planning and a local coordinator of Students for Liberty. She studies international relations and political science at San Francisco University of Quito, with a minor in translation. She also specializes in digital-media editing and graphic design. Follow @PazenLibertad.

Leave a Reply

*